Página:Benjamín Vicuña Mackena - Relaciones históricas.djvu/685

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
10
relaciones históricas

dos i, lo mas esencial de todo, mujeres, que eran ya o serian allí esposas i madres.

Mas como no alcanzasen las últimas sino en una proporcion mínima a sus doscientos camaradas, dió el fundador órdenes perentorias, publicadas a son de bando i a tambores, para que nadie hiciera daño a las mujeres vecinas, a fin de propiciarlas a los futuros enlaces de sus descontentadizos soldados i aventureros. Sebastian de Arguello había leido probablemente la historia de las Sabinas i su fatal rapto.

Salióle bien aquella traza al jefe de la colonia náufraga, i poco a poco las doncellas patagonas i aun las vírjenes del Sol que habitaban las márjenes vecinas, vinieron a rendir en los altares cristianos, las ofrendas de su sumision i los tributos de su fecundidad. Por fortuna, militaban entre los indómitos soldados, tres sacerdotes ancianos que santificaban, conforme a los ritos de la iglesia, aquellos enlaces de las lagunas. Muchas fueron así las Atalas que se desposaron en el lecho de carrizos que amorosos Chactas fabricaban, a manera de blancos nidos, en las azuladas aguas.

Vivieron así los náufragos del obispo de Palencia