Página:Breve Descripción de la Noble Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.pdf/54

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—46—

padecieron quebranto (una con daño de dos personas). Repitióse este temblor, con igual ó mayor violencia, al cuarto de hora del primero, y á las tres y media de la mañana siguiente; y asi como todos fueron espantosos y violentos, como el de la primera lamentable desolacion, conturbaron, como él, todos los ànimos, indujéron igual terror, congoja y desaliento en los corazones que les obligó a repetir las mismas demostraciones de dolor y arrepentimiento, y padeciendo total desmayo las esperanzas, porque conocieron los afligidos moradores de Guatemala, que Dios (usando de la frase de la Escritura) tendió la cuerda para nivelar la ruina: muchos desamparáron la Ciudad, repartiéndose en varios pueblos: los que trabajaban en las fábricas de sus ranchos, suspendieron su trabajo; y á escepcion de los que se dejan llevar del falaz amor de la pátria, sin temer las funestas resultas de su inconstante suelo, ni recelar à vista de tantos sensibles avisos y desengaños, su peligroso atractivo (como á otro intento escribió Tácito: Breves, et infaustos populi Romani amores), han hecho todos concepto de ser inhabitable aquel sitio. Por tal lo reputaron y declararon casi todos los Señores que concurrieron á la Junta general que sin embargo de lo acordado en las de los dias cuatro y cinco de agosto, y para deliberar mejor acerca de la traslacion de la infeliz Capital â otro paraje, ó de su reedìficacion en el mismo, celebró en el pueblo referido de la Ermita, el dia diez de enero del corriente de mil setecientos setenta y cuatro, el muy Ilustre Sr. Presidente, á que tuvo el honor de concurrir, como uno de los diputados por la Real Universidad, el autor de estas noticias.

Concluidas enteramente las diligencias todas, que con nímia prolijidad y zelo practicáron los Sres. Comisionados, en el reconocimiento del Valle intitulado Jalapa, y en el citado de la Ermita de las Vacas, en que se comprenden otros cuatro, que son los que en general dictámen, ofrecen mas proporciones á la situacion de la Ca-