Página:ChFSA FD1197301080(1).djvu/7

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
6.-

Los daños irreparables, que por falta de proteínas, se producen en el desarrollo cerebral, no se preocupan aunque se alcancen posteriormente los niveles necesarios de nutrición. Podrán alcanzarse, con dificultad, la normalización del desarrollo físico, pero no se alcanza por desgracia, a reparar el daño del desarrollo cerebral. De ahí, que haya niños con menor desarrollo, con menor capacidad, con menor memoria; ello está ligado a factores de alimentación, entre otros, -sin negar los factores de herencia-.

Pero para que insistir en esto que ustedes saben es una realidad, que marca sobre todo las injusticias del régimen capitalista. Por eso es que nosotros en el Programa de la Unidad Popular, pusimos acento, calor humano, decisión, voluntad, para hacer que un medio litro de leche llegara a la totalidad de los niños de Chile; esa medida, que tenía un gran contenido técnico, médico y humano, fue motivo del sarcasmo y la ironía de aquellos sectores que pueden comprar y acaparar los litros de leche que quieran; que no entienden, que no se imaginan, que no quieren imaginarse o entender que todavía en Chile hay muchos y muchos hogares -algunos porque no trabajan los jefes de ellos, o porque reciben ingresos muy por debajo de las necesidades esenciales del núcleo familiar- que no podrían comprar medio litro de leche diario para sus niños.

Sabemos que esta no es la medida definitiva y final; pero sabemos que es, indiscutiblemente un aporte, destinado a impedir el incremento dramático de niños inválidos, y entregar siquiera la posibilidad de un desarrollo normal, para completarlo con medidas de otro orden que ya están en desarrollo y que tendremos que impulsar mucho más, como son la creación de los Jardines Infantiles.

Por eso, nada más importante, nada más trascendente, que el impulso que ustedes, compañeras, que son las beneficiarias de estas iniciativas, deben darle a esta lucha. Ustedes deben poner una actitud revolucionaria y dura, para que no haya lenidad -y se que no la habrá- de parte de los funcionarios encargados de materializar esas iniciativas. Pero hay que luchar a veces, y yo las impulso a que lo hagan, criticando al Gobierno de ustedes y a mi propio Gobierno si no entrega los recursos necesarios, o si acaso,