Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/190

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—182—

ma misa Pontifical, en que comulgaron las tres fundadoras, y despues las puso en posesion de su Convento. Dichas Religiosas se llamaban, Sor Ana de San Joaquín, Priora; Maria de la Asuncion. Supriora; y Maria Gerónima de San Juan, Tornera. La Iglesia formal de este Convento no se comenzó á edificar hasta el año de 1683, en el que el dia 17 de Agosto bendijo y puso la primera piedra el Señor Don Fr. Andrés de las Navas, Obispo de Guatemala, con asistencia del Noble Ayuntamiento y Real Audiencia. Concluida la fabrica de la Iglesia, la bendijo el Señor Obispo, el 12 de Abril de 1687: el mismo dia por la tarde colocó al Santísimo Sacramento, que trajo de la Catedral en procesion, y el siguiente dia predicó en la fiesta del estreno del citado templo. Continuóse por ocho dias la celebridad, en que ocuparon, por su orden, altar y pulpito las sagradas Religiones. Hallábase el Convento de estas Religiosas muy maltratado, con la repeticion de temblores que habia sufrido, cuando entró de Obispo de Guatemala el Ilustrísimo Señor Don Fr. Pedro Pardo de Figueroa y este Príncipe lo reforzó en parte y en parte lo renovó.

 El cuarto, es el de las Religiosas de Santa Clara, que tiene por titular á Nuestra Señora de los Dolores. Deseaban muchas personas hubiese Monasterio de este instituto en Guatemala, y para su fundacion habia dejado su casa y bienes Doña Maria Ventura de Arrivillaga, viuda virtuosa. Púsose dicha casa en forma de Convento, con la clausura necesaria: se edificó una pequeña Iglesia; y conseguida la licencia del Rey y de la Orden, el Provincial, que en este tiempo era el M. R. P. Fr. Juan Bautista Alvarez de Toledo, envió algunos Religiosos á Méjico, pidiendo al Rmo. Padre Comisario general, que de los Conventos de Monjas de su jurisdiccion, asignase Religiosas que viniesen á fundar á esta Ciudad. Accedió gustoso el Padre Comisario á la peticion del Provincial; y de las muchas Monjas que se ofrecieron para tan santa obra, eligió seis del Convento de la Puebla de los Angeles, y nombrando por Prelada á la Madre Micaela de la Concepcion, salieron de dicha ciudad el 19 de Octubre de 1699. El citado Comisario, que venia a ha-