Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/246

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—238—

dad que pido tan gran misterio. Comienza ésta por la hora de Prima de la vigilia, que se canta en el cuerpo de la Iglesia, con la mayor gravedad, entonando la Kalenda, en lo que pertenece á la espresada fiesta, el Señor Dean, y antiguamente habia sermon, concluida la hora. A la media noche se cantan los maitines, con músicafy villancicos, despues de las lecciones y la misa que pone el misal para esta hora. El dia 26 hay fiesta con sermon y asistencia, que antes era de tabla general y ahora es particular; y aunque esta solemnidad se llama de San Estevan y el sermon es de esto glorioso mártir, tenemos por muy probable que en sus principios fué del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo; pues vemos que en la fiesta de su Resurreccion, por cantarse los maitines de madrugada, se traslada la solemnidad de sermon y asistencia al siguiente dia; y por otro lado no vemos, que acostumbre esta Iglesia celebrar con circunstancia de sermon y tabla general la fiesta de ningun Santo, si no es las de los Patronos de la Iglesia ó la Ciudad.

 Celebra tambien con la solemnidad de maitines cantados, misa, sermon y asistencia de tabla particular, las fiestas de la Epifanía, Resurreccion, Ascension de Nuestro Señor Jesucristo y venida del Espíritu Santo; y en el dia de la Ascension, á mas de lo dicho, se canta con estraordinaria solemnidad, patente el Santísimo Sacramento, á las doce del dia, la hora de Nona, por haber sido á dicha hora la subida del Señor á los Cielos; y por la misma razón se canta, con semejante solemnidad, la hora de Tercia el dia de Pentecostés.

 Celébrase con gran pompa y concurso y asistencia de tabla general, el domingo de palmas, la entrada triunfante de Nuestro Redentor en Jerusalen, con sermon que se predica despues de la procesion, por ser sobre el evangelio que se canta en la bendicion de las palmas.

 Se hacen, con la solemnidad posible, los oficios de jueves, viernes y sábado de la Semana Santa, asistiendo á ellos, los dos primeros dias, los Tribunales.

 Pero entre todas las fiestas que solemniza esta Santa Iglesia, sobresale la del Santísimo Sacramento, ó del Cór-