Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/265

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—257—

á sus pueblos, los hallaron desiertos. Don Juan, Cacique de Verapaz, les acometió por Acalá y habiéndolos vencido, ahorcó á 80 de los principales cómplices en la muerte del padre Fr. Domingo Vico. Este fué todo el éxito de la ruidosa jornada del Lacandon! Quedáronse los indios como antes y se volvieron á su peñol.

 4º—El Licenciado Juan Nuñez de Landecho: entró en la Presidencia á 2 de Setiembre de 1559. Los escesos que cometió en su gobierno obligaron á Su Magestad á deponerlo del empleo, por cédula de 30 de Mayo de 63. El Juez Pesquisidor que vino contra él, le puso en prisiones, de donde habiéndose escapado, se embarcó en un pequeño buque, que encontró en el Golfo Dulce, y no se supo mas de él. Multólo tambien en 30,000 pesos y á los Oidores en las cantidades correspodientes á su mérito; y todos fueron depuestos, escepto el Licenciado Jofre de Loaiza, que habiendo salido menos culpado que los otros, conservó su plaza y llevó el sello real á Panamá (á donde mandó el Rey trasladar la Chancillería de Guatemala) el año de 65.

 5º—El licenciado Francisco Briceño, vino de Juez de Residencia del Señor Landecho: llegó el año de 1563; y extinguida la Real Audiencia en esta Metrópoli, quedó de Gobernador y Capitan General del Reino de Guatemala, con dependencia de la Chancillería de Méjico. Y aunque en cédula de 17 de Mayo de 64, se nombró Gobernador y Capitan General de este Reino á Juan Bustos de Villegas, que lo era del Reino de Tierra Firme; habiendo muerto este, estropeado por una mula, en la Ciudad de Panamá, continuó el Señor Briceño en el citado Gobierno, que ejerció por el espacio de cuatro años, con mucha prudencia y discrecion, en tiempos bastantemente críticos. Habiendo dado su residencia, fué declarado por buen Juez y Gobernador, y se volvió á España.

 6º—El Doctor Antonio Gonzalez, Oidor de la Chancillería de Granada, Visitador de la Inquisicion de Sevilla y de los Generales de Galeones. Habiendo Su Magestad, por cédulas de 28 de Junio de 1568 y 25 de Enero de 69, mandado restablecer la Real Audiencia en