Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/282

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—274—

las bulas, no había en toda ella mas Sacerdotes que su Ilma. y cuatro ó seis Clérigos. Para este efecto condujo á su costa cuatro Religiosos Dominicos desde Nicaragua, el año de 35: trajo consigo de Méjico otros cuatro Mercedarios, el año de 37: costeó la mision de Franciscanos, que llegó el de 40; é hizo parte de las espensas de la que vino de Dominicos el año de 45. Promulgó leyes santísimas para el gobierno de su Iglesia y Diócesis: visitó esta personalmente, sin embargo de su grandísima estension; y no omitió funcion alguna perteneciente á su ministerio. Con el amor que siempre mostró á sus ovejas, con la integridad de su conducta y con el zelo y vigilancia pastoral que se observaba en este Prelado, adquirió tal autoridad sobre sus subditos, que era generalmente amado, reverenciado y ciegamente obedecido de todos: oyéndose y recibiéndose sus dictámenes como oráculos, á que nadie osaba contradecir. No se limitaban los desvelos de este amoroso Padre al cumplimiento de sus obligaciones y al provecho espiritual de sus ovejas: estendíanse á promover por todos modos la grandeza y decoro de la Ciudad de Guatemala. Con esta mira, siendo Cura de esta Santa Iglesia, estableció escuela de primeras letras y ya Obispo solicitó y consiguió que Su Magestad dotase una Cátedra de Gramática Latina en esta Capital. Pidióle tambien que se erigiese Universidad y que se fundase Colejio de la Compañia de Jesus, para la instruccion de la juventud; y no habiendo conseguido ni una ni otro, dejó en su testamento veinte mil pesos y ciertas tierras que poseía en el Valle de Jocotenango, para que se fundase un Colegio y se dotasen dos Cátedras en que se enseñasen á los niños las ciencias mas necesarias. Edificó un capacísimo Hospital que intituló de Santiago, para la asistencia de los pobres enfermos. Erigió un Colegio para educar niñas huérfanas. Procuró que se fundase un Monasterio de Religiosas; mas esto no tuvo efecto en sus dias. A su solicitud y eficacia se debió la conclusion de la fábrica de la Iglesia Parroquial en la Ciudad Vieja y el edificio de la Catedral en la Antigua Guatemala. A mas de esto, impetró de N.