Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/31

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—23—

y seis pueblos, y en todos ellos, las salinas, haciendas y trapiches, no pasan de 15.000 los moradores. Es de temperamento caliente, aunque no tanto como Soconusco. Riegan esta comarca mas de diez y seis rios: los mas caudalosas son el de Samalá, que viene de los partidos de Quezaltenango y Totonicapan, y el de Nagualate, que desemboca en el mar con el nombro de Xicalapa. Asi su situacion como la abundancia de aguas la hacen en estremo fértil y frondosa: se dan en ella todos los frutas, maderas, gomas y yerbas medicinales propias del clima; pero el principal renglon del comercio de este partido es el cacao, que es de tan escelente calidad, que muchas personas lo prefieren al de Soconusco. El cultivo de este precioso fruto ha decaido mucho desde que la provincia de Caracas nos arrebató este ramo de comercio: pero se ha procurado reponer en su antiguo pie, y no con mal éxito, pues cuando las cosechas pasadas no han escedido de 4,000 cargas, la última ha llegado á 6,000. Tambien comercian los de Suchiltepequez con el sapuyul [1] y el algodon. La lengua Quiché es la que hablan generalmente los naturales de esta comarca. Conquistóla D. Pedro de Alvarado, año de 1524. Es gobernada por un Alcalde mayor, que es Comandante de cuatro compañias de milicias urbanas que hay en su jurisdiccion.

San Antonio Suchiltepequez, cabecera antigua de la provincia y quien le dió el nombre: se halla hoy este pueblo tan diminuto, que solo es sombra de lo que fué, cuyos vestigios dan á conocer su antigua opulencia: en-


  1. Sapuyul es la almendra del zapote, fruta como de medio pié de largo: la almendra tiene de dos á tres pulgadas: se halla dentro de una cáscara, como la de la avellana; sobre ella hay una médula de color encarnado, tan hermosa á la vista como deleitosa al gusto, y encima de ésta una corteza un poco dura. Los indios y gente pobre se sirven del sapuyul para hacer chocolate, mezclandolo con cacao: es tanta la abundancia de zapotes en esta provincia, que botan la fruta, por cojer el sapuyul, y éste tiene tal consumo, que solo en la plaza de Quezaltenango se venden de cuatro á cinco mil pesos de dicha almendra al año.