Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/423

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—39—

del Castillo, en el capitulo 172, al tiempo de la conquista de este Reino no habia camino abierto para el de Méjico por la provincia de Chiapa, sino unos veredas estrechas, que se perdian en muchos lugares; de suerte que los españoles se vieron precisados en muchas partes á servirse de la aguja de marcar, para hallar los rumbos que buscaban y no estraviarse de la senda que intentaban seguir. Ni menos habia tránsito por el partido de Soconusco; pues como dice el cronista Herrera (dec. 5º lib. 3º. cap. 17). Pedro de Alvarado comenzó á abrir camino para las provincias de Soconusco y Guatemala. No habiendo, pues, camino de Guatemala para Méjico, no se puede concebir como ha estado sugeto este Reino al Mejicano, no teniendo por donde comunicarse una y otra córte. ¿Por donde, pues, pasarían las órdenes del Emperador para sus vasallos y por donde se conducirian los tributos y contribuciones de éstos para aquel Monarca? ¿Por donde vendrían, sin dejar abierto muy ámplio camino, los numerosisimos ejércitos que se necesitaban para subyugar á los poderosos Monarcas del Quiché, Guatemala y Atitan?




CAPITULO 8.º
Del número mayor ó menor de provincias que ha tenido este Reino en diversos tiempos.

Si en los cuerpos físicos y materiales vemos tantas mudanzas y variedades, que el que hoy es pequeño, mañana es grande y el que ahora tiene una figura, despues se halla con otra y nunca permanece en un mismo estado: mayores son las que advertimos en los cuerpos politicos ó civiles, como que su ser depende del arbitrio voluble de los hombres; pues aunque los que gobiernan sean inclinados á la estabilidad, mas como nuestros entendimientos son limitados y no conocen las cosas sino por partes, de aqui es, que cada dia hallan nuevas razones para variar el órden y organizacion de los tribunales, provincias y reinos.