Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/498

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—114—

ga el aire, aunque sea tan lijera como la que causa la voz humana. Tiene otras muchas vertientes de diferentes aguas, de que se forman los rios que riegan la costa. Hay en algunas partes de este monte una tierra muy blanca, de que se hace uso para pintar al temple, y tiene algunas manchas de otros colores, como son amarillo, rosado, morado y azul: se da también el vitriolo ó caparrosa verde. Del reino animal, se crian marranos de monte ó silvestres, y se han encontrado algunas dantas. De vegetales se dan árboles y frutas de las tierras mas frias: en efecto, en la parte alta de este monte se siente un frio escesivo: tal es su altura y elevación.

 Otra cosa de las que llaman la atención en la provincia de San Salvador es el famoso rio de Lempa: corre por los confines de los partidos de San Vicente y San Miguel y sirve de raya divisoria de uno y otro. Es tanto el caudal de sus aguas, que cuando va mas bajo no le fallan 70 toesas de ancho; mas cuando crece, sube muchos estados, llena las riberas, aumenta su anchura mas que el duplo y camina con tal fuerza, que aun en canoa no se puede atravesar. Tiene su principio este gran rio en las sierras de Esquipulas, provincia de Chiquimula, en un despreciable arroyo que llaman Sesecapa; y caminando el largo espacio de mas de 40 leguas, con los muchos rios que se le van incorporando va adquiriendo el inmenso caudal de aguas, que lo hace tan respetable como hemos dicho; y después de tan dilatada carrera, va á desaguar á la mar del Sur, al O. de la bahía de Jiquilisco.

 Las producciones naturales de la provincia de San Salvador, ya del reino animal, ya del vegetal, son las mismas que se dan en las otras provincias situadas en las costas de la mar del Sur. Unicamente es producción privativa de esta provincia el árbol del Bálsamo, que solo se cria en la Costa del Bálsamo, que se estiende entre el puerto de Acajutla y el de Jiquilisco, al E. del primero y al O. del segundo. Este precioso árhol da el bálsamo mas rico que se conoce y tiene particular estimación en todas partes: como dice Don Antonio de Alcedo, en su Diccionario, palabra Sonsonate. Pero no solo produce el