Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/581

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—197—

cia de los tiranos, se apertrecharon y fortalecieron en su plaza; y asi, aunque aquella misma noche vino Juan Bermejo, Capitán del ejército de los Contreras, é intentó entrar en la plaza, no se lo permitieron, haciendo una valerosa resistencia. No pudiendo el Capitán Bermejo y su gente tomar la plaza, se retiraron y acamparon en un montecillo: aqui les acometieron los del Rey, y aunque estos volvieron las espaldas al primer choque, presto se rehicieron, y presentando de nuevo batalla á los tiranos, los desbarataron matando 82, prendiendo algunos y huyendo otros, contándose entro los muertos el Capitán Juan Bermejo. Hernando de Contreras, sabida la desgracia de su ejército, huyó por el camino do Natá, donde le encontraron ahogado en una ciénaga. Pedro de Contreras, como entendió la derrota de la gente de su hermano, se fue á la vuelta de la punta de Higuera, y viendo que cuatro navios de los de Panamá lo seguían, saltó en tierra con los suyos: Nicolás Zamorano, Capitán de los de Panamá, sacó algunos soldados de los barcos, que entrando tierra adentro en seguimiento de la gente de Pedro de Contreras, prendieron mas de 30: los demás, que serian ocho ó diez, huyeron con el referido Pedro, y no se volvió á saber mas de ellos. Alcanzóse la famosa victoria de Panamá el 23 de Abril de 1549, dia del Glorioso Mártir San Jorge, cuya fiesta se celebra por este motivo con gran solemnidad en la Catedral de Panamá. Véase á Remesal, lib. 8 cap. 19, 20 y 21.




CAPITULO 12.
De la provincia de Costa-Rica.


 El nombre de Costa-Rica, que desde sus principios se ha dado á esta provincia, nos hace juzgar que en los tiempos retirados fué muy opulenta; ya fuese por sus minas, que se asegura las hay de oro, plata y cobre; ya por su comercio, que estuvo en estado floreciente en tiempo que venían los galeones á Portobelo. Pero sea de esto lo que fuere, es cierto que en el dia se halla en estado muy deplorable; pues su población se ha dismi-