Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/583

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—199—

La capital de esta provincia es la ciudad de Santiago de Cartago: concedióle el Rey Felipe II, por cédula de 18 de Agosto de 1565, escudo de armas, en cuya parte superior se ve un leon de oro, en campo azur, y en la inferior un castillo de oro en campo de gulos: por orla tiene una faja de plata con seis águilas y este moto: fide et pace. En esta ciudad viven separados los españoles de los mulatos: en el barrio de estos segundos hay un santuario intitulado de Nuestra Senora de los Angeles que es muy frecuentado de los vecinos de Cartago. La Imagen que se venera en él la encontró una devota mulata en una piedra, el dia 2 de Agosto de 1643: es de grande aclamacion: el año de 1653 confirmó las constituciones de la cofradia de esta Soberana Señora el Ilmo. Señor Don Fr. Alonso Briceño; y el de 1739 el Ilmo Señor Doclor Don Domingo Satarain hallándose en la visita de Cartago el dia 14 de Julio, á peticion del Clero y pueblo de dicha ciudad, hizo dia de fiesta 2 de Agosto, en que se celebra á la referida Nuestra Señora de los Angeles. Esta ciudad estuvo situada primero donde hoy se dice pueblo de Garabito, cerca del puerto de la Caldera y la ciudad de Esparza: trasladóse junto al rio Taras, despues donde hoy se halla.

 Fuera de la capital tenia esta provincia la ciudad del Espiritu Santo de Esparza: esta estavo primero situada en una cordillera que se divisa desde el puerto de la Caldera: pasados algunos años se trasladó al sitio donde se halla al presenle, asi por gozar las comodidades que la inmediacion á dicho puerto les proporciona, como por poder tener haciendas de campo. En efecto, se prosperó en este lugar la referida ciudad, con el comercio que estableció por el puerto de la Caldera con la ciudad de Panamá y Reinos del Perú, de suerte que en pocos años se hallaba en estado muy floreciente: tenia competente vecindario y Ayuntamiento, cuyo Alcalde de primer voto era Teniente del Gobernador.

 Hallábase la provincia de Costa-Rica bastantemente poblada, sus tierras bien cultivadas, sus campos llenos de ganados vacuno, caballar y mular, con lo que mantenia un comercio opulento por el puerto de Matina, con las