Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/585

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—201—

la robaron, saquearon y quemaron, quedando tan arruinada, que sus habitadores la abandonaron y se retiraron unos á Nicaragua y otros á sus haciendas de campo. Tambien por el mar del Norte intentaron introducirse en esta provincia otros piratas, como Morgan, Lorencillo, y de continuo entraban los indios Moscos por el puerto de Malina, y se robaban el cacao, los esclavos y sirvientes: hasta que informado S. M. de semejantes hostilidades que padecían los vecínos de Costa-Rica, puso en dicha provincia una compañía de 100 soldados, con sus oficiales para que la defendiesen de estos insultos. Véase la descripción geográfica de esta provincia en el tomo 1º tratado 1º capitulo 5º.




CAPITULO 15.
De los primeros Predicadores del Evangelio que lo anunciaron en estas tres provincias.


 Habiendo hablado en los capítulos pasados del establecimiento temporal de las provincias de Comayagua, Nicaragua v Costa-Rica, y como se sugetaron á los Reyes de España, nos resta tratar como estas mismas regiones abrazaron la fé de Jesucristo y doblaron la cerviz al yugo suave de su santa ley.

 En el tomo 1º tratado 5º capitulo 4º, hablando de los Varones Apostólicos Don Juan Godinez, Don Juan Diaz y algunos otros que se les agregaron, asentamos que estos fueron los únicos que predicaron el Evangelio y catequizaron á los indios de estas tierras de Guatemala los catorce años inmediatos á la conquista de este Reino, y lo mismo se debe juzgar de la provincia de Comayagua; pues no se encuentra vestigio alguno en las historias, que ningún otro eclesiástico entendiese en el catequismo de los naturales de la provincia de Honduras, en dichos catorce años. Mas habiendo fundado la Religión de la Merced, Convento en Guatemala, inmediatamente pasaron á hacer lo mismo en la ciudad de Gracias á Dios, por los años de 1540, y después á otros lugares de esta