Página:Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala Tomos I - II.pdf/636

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
—252—

critores que han tratado de la materia, derivar la palabra Guatemala del nombre de Juitemal, primer Rey de Guatemala, asi por la semejanza que se advierto en uno y otro vocablo, pues es muy fácil que el que primero se llamó Reino de Juitemal, corrompida insensiblemente la palabra, después se dijese Reino de Guatemala, asi como hoy llaman Almolonga al sitio que los indios apellidaron Almulunca, y Sonsonate al lugar que en su origen nombraron Zezontlatl; como porque es estilo que han observado los indios llamar á algunas naciones y á muchos lugares con el nombre de los Reyes ó Señores que las han dominado: asi han llamado Quichées á los del Reino de Utatlan, del nombre de Nimaquiché, que los sacó de Tulá y capitaneó hasta este Reino: Kachiqueles, á los del Reino de Kachiqueleb: Zutugiles, á los del Señorío Zutuqileb. Asi mismo llamaron Rabinal á la Corte de Rabinaleb, Señor de la Vera-paz; y aun nuestros Españoles, siguiendo el mismo estilo, llamaron Nicaraqua á los estados del cacique Nicaragua, y Nicoya á los del Cacique Nicoya.




CAPITULO 4.º
De los diversos sitios en que ha estado asentada la Ciudad de Guatemala en tiempo de los Españoles.

Ya fuese en la población que, como quieren algunos escritores, hicieron de pronto los Españoles entre los dos volcanes; ó ya en la Corte del Rey Sinacam, situada casi en el mismo puesto, como piensan otros, donde los conquistadores sentaron su real: !o cierto es que esto se hizo provisionalmente, ínterin tomaban conocimiento déla tierra, para escojer con madura investigación, el lugar de mejores proporciones y cualidades para fundarla Ciudad. Capital y Metrópoli del Reino. Y en efecto los tres años que pasaron desde la venida de los Españoles hasta el formal establecimiento de la ciudad en el parage de Tzacualpa, era muy frecuente entre los vecinos de Guatemala la conversación sobre propiedades de lugares y asientos y sobre sus buenas ó malas calidades y proporciones