Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/10

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
2
CUENTOS

Por aquel tiempo,—el de mi historia,— toda la gente de faena, los mozos y las mozas robustas y rozagantes como árboles nuevos á los cuales no falta riego ni cuidado, andaban revueltos y avispados con la proximidad de las fiestas de Santa Rosa, la rosa mística protectora de nuestra América, y por advocación especial, del antiguo pueblo de Anguinán, distante unas tres leguas y al pié de una de esas colinas circundantes.

Todos preparaban trajes vistosos y lucidos; sacaban á orear sobre los cercos las prendas de lujo del fondo de las petacas, y cuando esto se hacía en todos los ranchos de la población, parecían vestidos de gala, con grandes mantos de espumilla de seda, de colores provocativos y dibujados con toda una exuberante floricultura, pero que ondearán airosos sobre la espalda mórbida de las chinitas, frescas y gordinflonas, movedizas y decidoras, cuando monten á caballo y emprendan al galope hacia el