Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/107

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
100
CUENTOS

caballeros, ― estos últimos también divergentes respecto de la interpretación del texto, pues al lado de muy pocos fracs, abundaban las formas democráticas, ― cuando don Baltasar mandó decir á su cochero que de una carrera se pusiese en casa de Su Excelencia y le dijera: "que lo más selecto de la sociedad, reunida en mi casa particular, espera á Su Excelencia para comenzar la danza" ; y parecía que también la señora tenía preparada su entrada teatral, porque así que hubo un instante de distracción, abrióse de pronto la puerta de la habitación inmediata, y apareció en todo el esplendor de su conservada hermosura y de su toilette extraordinaria y de sus joyas, llamando vivamente la atención de las damas una estrella de brillantes con plumerito que resplandecía encima de su peinado. Sonrió ella como dispensando gracia y felicidad á sus convidados. Don Baltasar sintió un rápido reblandecimiento en toda su máquina animal, y las señoras