Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/111

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
104
CUENTOS

laudables empeños en honrar la espléndida mesa del festin, por cierto, con indescriptible satistacción del astuto candidato, el cual con una risita socarrona y un tanto agreste, se decía para sí:

― "¡Bién vá! ¡bravo! mientras con más ganas coman, más pronto se me entregarán", ― y repetía los brindis de vino añejo con Su Excelencia, que ocupaba la cabecera de la mesa.

Eran en verdad las bodas de Camacho: la gente de servicio, los comedidos y los músicos, entreverados todos en el patio, barajaban en el aire los platos que salían del banquete con algunos residuos de buena educación; la muchedumbre del pueblo, aglomerada en la calle, fué ganando posiciones poco á poco hasta atravesar el zaguan, y tan desierto estaba el salón, que una pareja de pata en quincha se dió el lujo de zapatear un gato en las alfombras del salón de baile, mientras los señores de la aristocracia rendían culto á los lechones, á los pavos y al añejo del festín.