Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/115

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
108
CUENTOS

herir los nervios sobrexcitados, repercuten en el oido como explosiones ó derrumbes de montañas, me había producido tal postración material, que mi sueño fué más que nunca, esta vez, un remedo de la muerte.

Pero quedarme dormido y empezar á soñar, fué todo uno: dos fenómenos de división imperceptible, como ciertos colores en el cielo durante el crepúsculo.

Hallábame cerca de un campo de batalla cubierto de humo de cañonazos y polvo de caballerías á la carga: de estampidos formidables de metralla, de fusilería, de árboles que se rompen, de fortalezas que se desploman, de selvas que se incendian; oía un vocerío infernal, palabras de mando, de reto, de súplica y todas en lengua intraducible, alaridos, silbidos, chirridos; músicas militares de marcha, de ataque, de victoria, de festejos, de atención, de plegaria. Luego cambiábase el cuadro en apacible y sereno: las nubes de humo y polvo disipadas, luna poniente en el es-