Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/117

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
110
CUENTOS

tivo que sólo la madre entiende, – y Hortensia, una morocha de diez meses, rosada como mañana de estío, con ojos negros, redondos y movedizos, risueña para mostrar su primer par de dientes y balbucidora de palabras futuras.

Los dos me acarician con sus manos diminutas, me besan con sus labios de rosas acabadas de abrir y de los cuales se aspira una esencia apenas perceptible; César me aturde con el saludo cuotidiano y me marea con las historias recogidas en su excursión reciente:

— "Moñiña papá; beto nene; cayo cabayo tén; niño coleco campana". — frases que entrego al estudio de los filólogos; Hortensia apenas me nombra, pero chirria y salta y aletea con sus bracitos, como avecilla que intenta volar cuando viene el día.

Luego ¡qué cuadro en derredor de mi cama! Ahora comprendo por qué en el sueño asistí á una tan descomunal pelea. Confundidos, revueltos, desparramados como despues de una derrota,