Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/180

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
173
CUENTOS

Es la campana del alba, la primera que anuncia el día y despierta al pueblo dormido, obligándolo á pensar en Dios: es la hora de la primera misa.

Óyese á lo lejos el rechinar de los portones gigantescos de la iglesia, el ruido del mazo de llaves del lego que se ha levantado rezongando en voz baja, cual si rezara en secreto, restregándose los ojos, y hace, al fin, crujir las pesadas cerraduras. Aplicando el oido más todavía, percíbese el abrir de puertas en distintos puntos del barrio. Hice yo lo propio con mi balcón, y una brisa perfumada, regeneradora, trájome de pronto á la conciencia plena de mi sér.

Saludé aquella mañana con íntimo contento, absorbí una ráfaga de aire purísimo, y con el pecho sobre los brazos cruzados encima de la reja, me puse á observar por un instante los primeros movimientos de aquella población que empezaba á interesarme desde su despertar, y en medio del claroscuro de la alborada de primavera.