Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/184

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
177
CUENTOS

vía; diríase que sus lenguas hablan solas, movidas por el impulso inicial, aún suprimida la conciencia del acto, justamente como la rueda sobre el eje sigue girando una vez que ha quedado por una súbita detención fuera del contacto del suelo.

He comprendido bien este automatismo de la lengua, viendo en aquellas mujeres, algunas de las cuales vinieron á arrodillarse cerca de mí, al amor del mismo escondrijo, el calor, la verbosidad, la furia con que, —disimulando oraciones debajo del mantón,— discutían de todo cuanto en la ciudad se ventilaba de público ó privado, pasando revista como en procesión vertiginosa, á todos los nombres cultos de la alta clase; y por cierto, cada uno, al pasar por ese par de labios —que se mueven incesantemente el uno sobre el otro, ó se apartan á derecha é izquierda, ó se estiran juntos hacia adelante ó se contraen, según expresen sorpresa, anatema, desprecio, burla, alabanza, con-