Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/193

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
186
CUENTOS

dominar con la mirada todo el conjunto del templo; pero de súbito sentí sacudirse bajo mis pies el pavimento y una erupción pavorosa de sonidos estalló sobre mi cabeza; salí aterrado, corriendo á colocarme en el otro extremo, cerca del altar; todavía, cuando atravesaba el claustro interior, percibía las vibraciones de la inmensa fábrica. ¡Oh, qué efectos maravillosos pude observar entonces en la música sagrada! Arriba, las cataratas del cielo, con todo el estrépito de sus truenos y vendavales; abajo, el apiñado concurso, murmurando á media voz y simultáneamente sus oraciones, traía á la memoria el monótono rumor del viento cuando cruza por entre las selvas tupidas, ó roza de lado las rocas de la montaña.

En mi corazón, en mi sistema nervioso y en mis sentidos todos repercutían como en templada lámina de acero, las modulaciones y las variantes de esa música. Soñaba, me espiritualizaba, cuando alguna nota quedábase vi-