Página:Cuentos - Joaquin V. Gonzalez.pdf/80

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


V


EL NIÑO DE CERA


Fué en el ardiente Enero. Los labradores de una aldea de provincia mediterránea veían agostarse sus sembrados, achicharrarse los sandiales y los trigos en flor, y doblar las frondosas parras sus trepadores sarmientos cargados de racimos pintones, á la influencia del calor que hacia reverberar la atmósfera, como si hirvieran los gases volátiles y fuese á incendiarse la tierra.

Ya no había remedio. La vertiente de la montaña vecina había suspendido