Página:David Copperfield o El sobrino de mi tía (1871).pdf/40

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

28
DAVID COPPERFIELD.


Miss Murdstone tuvo la amabilidad de conducirme...

Ni Peggoty ni Mr. Murdstone se hallaban entonces en la sala.

— ¡Clara! dijo miss Murdstone, siempre con su voz grave.

— Todo está listo, mi querida Juana, respondió mi madre. Adios, David, te vas por tu bien. Adios, hijo mio. Estas vacaciones vendrás á casa, y espero que ya te habrás corregido.

— ¡Clara! repitió miss Murdstone.

— Ciertamente, mi querida Juana, dijo mi madre reteniéndome en sus brazos. Te perdono, hijo mio ; Dios te bendiga.

— ¡Clara! volvió á repetir miss Murdstone.

Miss Murdstone tuvo la amabilidad de conducirme hasta la verja del jardin, y me dijo que esperaba me arrepintiese antes de exponerme á tener un mal fin. Subí al coche, y el caballo se puso en marcha con ligereza.


V


ME DESTIERRAN DE LA CASA MATERNA.

Podiamos haber andado una media legua y ya estaba mi pañuelo bañado de lágrimas : de repente el tartanero paró su carricoche.

Al mirar qué pasaba, ¡cuál no fué mi sorpresa al ver á Peggoty salir de una cerca y subir á mi lado!

En fin, despues de abrazarme á su sabor me llenó los bolsillos de bollos y me dió un bolsillo... siempre sin hablar una palabra. Despues de otros cuantos abrazos finales, bajó al suelo y echó á