Página:De Gregorio Lavie Trayectoria mujeres argentinas.djvu/23

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


\ Trayectoria, de ‘la condicién social de las mujeres argentinas

Los hombres tienen que decidirse as solueionar los problemas domésticos de las mujeres. Dotar al hogar de las comodidades necesarias es algo que atafie a las amas de casa, pero que favo- rece igualmente al marido y a los nifios.

La obrera—madre, sufre en el taller, pensando en sus ni- fios, sin sol, en su finica pieza y en el pobre bracero en que tendra que cocinar, al regreso.

En un Congreso reciente realizado en Cordoba, vi hume- decer los ojos con ternura a rudos obreros al eomentarles como luchan y sufren las madres—Inaestras que son legion en el pais. El problema de la vivienda esta. encarado valientemente en el plan quinquenal. Pronto abremos andado la mitad del camino. Paralelamente los hombres y las mujeres argentinas tienen que hacer lo que ningfin gobierno puede y es dar vida a los l1oga— res en una union mas estrecha y menos exclusivista.

Los sociélogos humoristas, apuntan sus dardos para ridi- culizar el contraste de frivolidad en el vestir y la seriedad de los pensamientos; Ya pasé el peligro de la masculizacion del indumento que traia tan asustado a. los caballeros. Se Va en busca del equiljbrio; se persigue la comprension de los hom- bres. ¢',Se acostumbraran a ver mufiecas que piensan? A todo lo buen.o se acostumbra uno. Hasta hace poco, solo feas es- tudiaban o trabajaban. Cuando todas estudien y trabajen no habra mas remedio. Los muchachos de hoy alientan a sus com- pafieras para que .sigan sus estudios; los de antes obligaban a sus novias a retirarse de toda actividad porque su hombria se lo imponia.

La nueva conciencia tiene que formarse al unisono en los hombres y en las mujeres para que no se resienta la misién genés-ica y se cree la verdadera interdependencia necesaria para la arménica convivencia. ‘

La sorda resistencia masculina amontona afin obstaculos con solapado tesén y solo lo hace abiertamente en momentos decisivos ;Qué reaeios son nuestros hombres! ;Dios solo sabe

21