Página:Dramas de Guillermo Shakespeare.djvu/378

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
352
OTELO.


EL DUX.

Nos reuniremos á las nueve. Un oficial que para esto dejeis os enviará los despachos y las insignias de vuestra dignidad, Otelo.

OTELO.

Si quereis, puede quedarse mi alférez, cuya probidad tengo experimentada. Él podrá acompañar á mi mujer, si consentis en ello.

DUX.

Así será. Buenas noches. Oidme una palabra, Brabancio: si la virtud es el mejor adorno, no hay duda que vuestro yerno es hermoso.

SENADOR I.º

Moro, amad mucho á Desdémona.

BRABANCIO.

Moro, guardala bien, porque engaño á su padre, y puede engañarte á ti.

(Vanse todos menos Otelo, Yago y Desdémona.)


OTELO.

¡Con mi vida respondo de su fidelidad! Yago, te confio à Desdémona: tu mujer puede acompañarla. Llévala pronto á Chipre. Ven, hermosa mia: sólo una hora nos queda para coloquios de amor. El tiempo urge, y es preciso conformarse al tiempo.

(Vanse Desdémona y Otelo.)


RODRIGO.

Yago.

YAGO.

¿Qué dices, noble caballero?