Página:ECH 1990 2 - Aguirre Cerda, Pedro, Presidencia de.djvu/15

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


cional en pos de la soberanía sobre alguna de las parcelas antárticas, a todos los gobiernos de la tierra, a lo que se ha dado por llamar la "carrera al Polo Sur".

Sub Secretarlos Regionales. Se dictaron algunas medidas administrativas tendientes a descentralizar la Administración del país, designándose Sub Secretarios de Estado Regionales para cuatro zonas con sus capitales respectivas, propósitos que se vieron entorpecidos por carecer la iniciativa de una base legal en el primer momento.

Labor Educacional. La obra cultural desarrollada por el Presidente Aguirre, se traduce en otro de los lemas del gobernante: "gobernar es educar".

De 10.000 chilenos 2.219 son adultos analfabetos; solo 61 llega al sexto año primario. No más de 47 inician estudios medios, unicamente 9 los terminan. Tres, en 10.000, ingresan a la Universidad y uno solo, de entre ellos, obtiene el título profesional. Tal es el esquema de la educación que se exhibe en 1938 al advenimiento del nuevo gobierno. Ese año faltan 3.000 escuelas y 7.000 plazas de maestros. A los pocos meses de gobierno se habilitan mil establecimientos y se proveen 3.000 plazas de maestros. Mientras la población ha crecido en un 22,8% las escuelas solo han aumentado en un 12%. Esto significa que el 40% de la población del país está en vías de sumarse a los rebaños del analfabetismo. Se advierte, de inmediato, la ausencia de planteles técnicos para formar trabajadores aptos. Se asigna a la enseñanza técnica el lugar que le corresponde en la industrialización que ya había iniciado su marcha con la creación de la Corporación de Fomento de la Producción que requiere capacidades vocacionales.

Estímulo a la Cultura. El Presidente Aguirre propuso la Ley del Premio Nacional de Literatura, sancionado por el gobierno del Presidente Ríos. El primer ganador fué el novelista Augusto D'Halmar. A este galardón se sumaron más tarde los que obtienen el Premio Nacional de Arte, que se entrega alternativamente a un pintor, a un escultor, o a un músico. La misma intención del Presidente Aguirre inspiró más tarde el Premio Nacional de Periodismo, que se