Página:ECH 1990 2 - Aguirre Cerda, Pedro, Presidencia de.djvu/20

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


nos, que asimila erróneamente a las labores agrícolas el mismísimo régimen de sindicalización que rige en la industria.

Acción Sociológica. Una acción sociológica educativa persigue el Presidente, cuando por decreto del Ministerio del Interior crea la institución denominada "Defensa de la Raza y Aprovechamiento de las Horas libres". Las finalidades eran orientar a la ciudadanía en el concepto de respeto a las leyes, velar por el desarrollo y perfeccionamiento de las virtudes de la raza, fomentar los sentimientos de convivencia y de solidaridad nacional, cultivar la conciencia del orgullo patrio, extender la cultura cívica, estimular los sentimientos de dignidad y de superación del individuo en la vida ciudadana y del hogar, aprovechando las horas que el trabajo deja libres, dedicándolas a entretenimientos, deportes y actividades educativas. Persigue el culto de la nacionalidad, al margen del énfasis agresivo del nazismo y del culto a la persona, que caracteriza a los régimenes totalitarios.

En los países azotados por la guerra, el funcionamiento de centros semejantes, ha promovido la confraternidad entre los que fueron enemigos y tenían manchadas las manos de sangre. El Presidente Aguirre, como sociólogo, pretendía algo más fácil; que las juventudes, los hombres maduros y sus familias, pertenecientes a los distintos sectores, se identificaran en los mismos ideales de progreso social, en nombre de los símbolos superiores de la patria y de la raza, rectamente considerados. Sabía que las malquerencias, entre individuos o entre colectividades, se desvanecen cuando se producen contactos personales y se unifican los esfuerzos en pos de una tarea común. Quería también proporcionar oportunidades de acción a los que han carecido de ellas, a fin de que demostraran su capacidad individual y la hicieran fructificar. Para esto, el Presidente, le confirió a la organización un sello típicamente chileno, adaptado a la idiosincracia nacional. La idea no está desintegrada de los ideales que inspiraron la "CORFO". El Presidente Aguirre debió constatar, luego que la educación de los estratos populares, se encuentra condicionada a otra labor: la reeducación de los estratos burgueses y