Página:ECH 1990 2 - Aguirre Cerda, Pedro, Presidencia de.djvu/21

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


oligárquicos, con cuya colaboración ha de ejecutarse la obra en favor del pueblo, aunque esta colaboración solo se traduzca en no poner obstáculos a la actividad social que está desarrollándose. La muerte del Mandatario malogró la obra que estaba destinada a desarrollar el organismo de "Defensa de la Raza y Aprovechamiento de las Horas Libres". Los sucesores del Señor Aguirre, optan por diferir la reanudación de esta obra, hasta el momento en que el clima de cooperación social en Chile sea más adecuado para llevarla adelante

Tropiezos de su Obra. Desde que la República consolida sus instituciones, sobre bases de organización y estabilidad, no actuó nunca en la vida política de Chile, otro bloque de oposición al gobierno, más encarnizado ni más irreductible que la Alianza Liberal-Conservadora frente al gobierno del Presidente Aguirre Cerda, con excepción de aquellos que combatieron a O'Higgins y luego a Balmaceda, de contornos que lindan con la abdicación y la guerra civil.

Años mas tarde, la oposición rectificó sus procedimientos, cuando los partidos derechistas tuvieron participación directa en la Administración de Don Juan A. Ríos y Don Gabriel González, incluso, en las mas incongruentes combinaciones de partidos, como en la Presidencia de este último. Por el contrario, entre 1938-1941, era como si la Derecha hubiera abdicado de toda actitud mesurada, incluso de toda consideración patriótica.

El control del Parlamento y de la Prensa estaban en manos de la Derecha. Las publicaciones de esta tendencia, presentaban a un régimen avasallado por el predominio marxista; a un país convulsionado por la agitación social; a un gobierno inestable, debilitado por la anarquía y la incompetencia de sus colaboradores.

A raíz de tales publicaciones el gobierno encontró serios impedimentos para contratar los empréstitos extranjeros, requeridos para dar cumplimiento a la Ley de la Corporación de Fomento de la Producción, que determinaron al Ministro del Interior de la época Don Pedro Enrique Alfonso, a limitar la cuo-