Página:El rizo robado (1851).pdf/23

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
7
El Rizo Robado
CANTO PRIMERO.


 Lo que ofensa cruel de amor causara,
Y los combates que el poder formara
Por un trivial asunto ahora yo canto.
¡O Musa! a Caryl debo este mi canto;
¡O si dado me fuera,
Que Belinda tambien mis versos viera!
Pequeño es el asunto, mas la gloria
(Si ella dulce me inspira
Y con benignos ojos él los mira
Y alabanza inmortal me da la historia.
 Dime, ó Diosa, el motivo que impeliera
A un Lord tan bien criado á asaltar fiero
A una noble beldad, y por que fuera,
Con estraño desden el mas severo,
(Si es que está averiguado)
Un Lord de una hermosura desdeñado.
 Por las cortinas del cendal nevado
Un tembloroso rayo el Sol envia
Y los brillantes ojos ha tocado
Que deben eclipsar la luz del dia;
Su vellon el faldero sacudiendo,
Y el insomne amador despierto fuera
A las doce cabales; y tres veces
Se oye de la campana el fiel sonido,
Y en tierra la chinela haciendo ruido;