Página:En la brecha - Carlos Olivera.pdf/73

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
63
LA INFANCIA DE EDGAR POE.

Don Todo el Mundo. Una bella mañana, alguien los ha conocido, se han vuelto objeto de admiración, y sus menores acciones han sido entonces recordadas, no ya como antes, en su calidad de detalle vulgar, sino como resplandecimientos y explosiones de claridad que os habían anunciado su augusta aparición.

Manos piadosas y sinceras han puesto hoy en su verdadera luz la figura tan discutida, tan execrada por unos, y tan ensalzada por otros, de Edgar Poe, el más grande poeta de su patria, y el más original de los fantasistas conocidos. La envidia asquerosa, no encontrando presa en el hombre literario, se cebó durante veinticinco años en el hombre íntimo; pero gracias á la legitima curiosidad que rodea á los hombres célebres, la infancia de Poe ha sido retrazada á su origen, y alumbrada por el faro de la verdad, esta justiciera póstuma, se destaca luminosa y pura entre los detalles oscuros de su vida.

No es, pues, del poeta profundo, ni del literato original y suprahumano, que vamos á hablar, sino del hombre, en los primeros resplandecimientos de su genio.



Mr. Allan, un rico propietario de Richmond, adoptó á Edgar Poe como hijo y presunto heredero, cuando el niño sólo tenia de 3 á 4 años. El matrimonio Allan no había tenido descendientes, y la adopción fué hecha á causa de que aquel señor había sido encantado por la gracia é inteligencia del pequeño Poe.

Mistress Allan queria entrañablemente al niño; ella era quien lo salvaba siempre de las reprensiones de su