Página:En la brecha - Carlos Olivera.pdf/74

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
64
EN LA BRECHA.

padre adoptivo, ocultando sus faltas, como hubiera hecho la madre en persona. Edgar era apasionado, generoso y violento, lleno de ímpetu, y aunque á veces fuera terco, su natural era bueno y sincero.

Los esposos Allan estaban orgullosos de él. Lo vestían como á un príncipe, y trataban de que su rango fuera dignamente sostenido. Tenía un poney, perros propios que lo acompañaban en sus paseos á caballo, y un groom de librea.

Aun siendo tan pequeño, Edgar demostraba ya su predilección por las musas. «Mr. Stoddard, dice Gill, en su Life of Poe — libro de que entresaco principalmente estos apuntes — nos dice que era notable por una memoria tenaz y un oído maravillosamente musical, y que tenía la costumbre de declamar los más brillantes trozos de poesía inglesa, á los amigos de Mr. Allan, que asistían de noche á su casa. El más insensible de los auditores, no podía menos de sorprenderse, ante la exactitud de su énfasis, y su evidente apreciación de los poemas que recitaba; ganaba todos los corazones, por la ingeniosa simplicidad y maneras agradables de que hacía gala en su elocución.»

La belleza del niño Poe era digna de llamar la atenrión; se anunciaba ya la hermosura severa y espléndida de que tan orgulloso se mostró toda su vida.

Mr. Allan era de un carácter pronto, y muchas veces castigaba á Edgar severamente. Mistress Allan lo defendía siempre, y había entre ambos una simpalía tan profunda, que nunca la rompió acontecimiento alguno, ni aun las amenazas de enojo de Mr. Allan. Edgar no guardaba á su padre adoptivo ningún rencor por aquellas