Página:En la brecha - Carlos Olivera.pdf/78

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
68
EN LA BRECHA.

-- ¡Para que me castiguéis!, replicó el niño de cinco años, recogiendo sus manos sobre la espalda, y fijando altivamente sus grandes y negros ojos en los de su padre adoptivo. Esta escena tuvo el desenlace que había previsto; Mr. Allan se conmovió, y todo quedó concluído con un mutuo abrazo.

Hasta la edad de seis años, Poe no fué enviado nunca regularmente al colegio. Había tenido siempre, hasta entonces, profesores particulares, pero no le habían dado lecciones seguidas; en una palabra, no había habido aún ni pretensiones de disciplina. En 1817, la familia Allan fué obligada á residir por algún tiempo en Inglaterra; y el niño Poe quedó en la escuela melódica y rigurosa del Dr. Bransby, en Stok-Newington.

Edgar Poe ha hablado largamente de la casa-colegio, y de su vida en ella, en William Wilson, fantasía inimitable, en que al simbolismo que reina en todas sus composiciones, une el estilo vigoroso y correcto que le es peculiar, y una intensidad notable de pensamiento poético.

El colegio de Stok-Newington, con todos sus pormenores, quedó impreso profundamente en su memoria tenaz. Á propósito de la fijeza de sus recuerdos á ese respecto, dice Poe lo siguiente, en la fantasía ya citada:

« El fecundo cerebro de la nitidez no necesita un mundo externo de incidentes para ocuparlo ó divertirlo, y la aparente monotonía triste de la escuela estaba repleta, para mí, de excitaciones más intensas que las que mi madura juventud ha derivado de la lujuria, ó mi entera virilidad del crimen. Sin embargo, debo creer que mi primer desarrollo mental tenía en sí mucho de in-