Página:Eneida - Tomo II (1905).pdf/112

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
54
[761
VIRGILIO.


CLIII.

Luégo, prole de Hipólito, dechado
Llegó, Virbio, de garbo y lozanía:
Con la prístina gloria señalado
Materna Aricia á pelear le envía
Del fondo de la selva en que educado
Fué por Egeria, cabe la onda fria,
A par del ara ilustre de Diana,
Rica en votos, no tinta en sangre humana.

CLIV.

Es fama que despues que sin ventura,
Portraza infame de madrastra fiera
Y de padre cruel sentencia dura,
Fué Hipólito arrastrado en la ribera
Por caballos sin freno, al aura pura
Tornóse á alzar y á la superna esfera,
Por merced de Diana y su cuidado
Con médicas raíces reanimado.

CLV.

Miró indignado el Padre Omnipotente
Que un hombre de los reinos infernales
Volviese así con apacible frente
A la luz y á los hálitos vitales,
Y ráfaga flechó de fuego ardiente
Contra el de ciencia tanta y hierbas tales
Sabio descubridor, hijo de Apolo,
Yen las estigias aguas sepultólo.