Página:Ensayo sobre el hombre (1821).djvu/52

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

48

artífice fue distinguido de la obra, y la razon solo conoció uno. Antes que el espíritu pervertido alterase esta luz, el hombre á semejanza de su Criador halló que todo era bueno; caminaba por el sendero de la virtud en medio de los placeres, y reconocia un verdadero padre en el mismo Dios que adoraba. Toda la fe, y todos sus deberes se reducian al amor; porque la naturaleza no admitia en el hombre ningun derecho divino, ni temia mal alguno de Dios; porque no podia concebir cómo podria un Ser soberano dejar de ser un soberano bien. La verdadera fé y la verdadera política caminaban á la par: la una no era mas que el amor de Dios, la otra el amor del hombre.

¿Mas quién seria el primero que á unas almas esclavizadas, y á unos reinos medio aniquilados enseñase la monstruosa doctrina de que se habían hecho los mas de los hombres para el bienestar de uno solo, excepcion orsullosa de todas las leyes de la naturaleza, que trastornaria el mundo si se admitiese, y contrarrestaria abiertamente los designios de la suprema causa? La fuerza fue la primera que hizo conquistas, asi como los conquistadores las leyes. Vino después la supersticion é inspiró miedo al tirano; y atemoriza-