Página:Giner Mujeres America.djvu/66

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


64 P. GINER

ciable, cosa que supone para nuestra historia colonial una de nuestras grandes injusticias.

Ya cuando tuvieron las ciudades portorrique- fias representacién en las Camaras espafiolas fué cuando empezc’) a iniciarse en el pais su evolucién social hacia el progreso: ya entou- ces empezé a mirar a1 mundo, a recibir en pleno rostro joven y descubierto las brisas ci- vilizadoras que venian do Europa y de América Como halito vivificante y de redencién.

Y, como en Cuba, las mujeres de Puerto Rico, en algunas ciudades, esp>e‘cia11nente en San Juan de Puerto Rico se han asimilado de tal modo las modas y las costumbres europeas, que han perdido todo el caracter original, han quedado desnaturalizadasz las damas‘ de la capital son verdaderamente sefioras espafiolas; 1a alta cla- se es como la aristrocracia madrilefiaz tiene hasta ese elgante sello de educaoién, de gran cultura, de esquisita y refinada elegancia.

En donde suele consorvarse algo del tipo ori- girlal, 10, 111218 cast-izo, lo mas «portorriqueflo», es acaso en Ponce, Mayagiiez, Arecibo, Agua- dilla.

Alli esta 1a verdadera portorriqucfra, la mujer dol trépico, de la tierra, e1 ahna, la fisonomia, cl ca.rz’Lc:ter, rel perfil. Estas mujeres Son las que maroan las diferencias de raza entre las de I’u.erto Rico y las de Cuba; y son las menos maleadas por las revelaciones del progreso; por