Página:Giner Mujeres America.djvu/79

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida

MUJERES DE AMERICA .77

Eran tan vehementes 1os indicios de culpabi- lidad do los infelices amigos, que Ios jueces, influidos por e1T rumor pfiblico, decidieron la dotencion y encarcelamientyo de Laya. y Quiapu.

LA qué re1a.ta.1' las vioisitudes de los desdi— chados presos, sus oongojas, desesperaoiones y terror ante e1 horrible presente y no menos espantable porvenifl

Duré e1 proceso‘ largo tiempo y, por tanto, e1 cautiverio de los reo_s y 2'1 pesar de que és- tos probaron que en el moznento de1 crimen se ha.11a.ba,n fuera. del lugar donde se cometio, fueron 3.1 fin oondenados in pena. do muerte en garrote vil.

Durante 13,pr1'sion, nadio fué fLe11aé,conso1:L1'[L los tristes acusados. La. co7zc27mcz'cL' pziblvica, te- nialos por execraxbles asesinos y 1a.d1'ones, no faltando quien oreyere firmemente que los com- padres, zLdemé.s do bandidos oo11su1nzLdos, te- nian pacto con brujas y hechiceros, de cuyo trato se originaba. la. fabulosa riqucza, ac1i-.mu- lada. Asi, que, hasta los mismos alcaide y car- celeros tenianles malos tratos y oo11sider2’Lba.n- 10s indignos entre los m-(is abominables crimi- nales que yacian bajo su férula.

S610 una, nifia de diez é. doce afios, gontil co- mo una, palmera, crutdorosa, y humilde, llegéw base Carla dia 23. vi;ii.zLr :73. Laya, y Quiapil, per- Inzmeciendo largas horas en su compafiia, con-