Página:Gramática teórica y práctica de la lengua castellana.pdf/78

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
60

pensamiento de otra persona; quien exponga alguna teoría propia, hablando de ella, dirá: esta teoría es verdadera, y quien la escuche, podrá replicar: esa teoría no descansa en sólidos fundamentos.

276. Aquel aquella desempeña el oficio de voz alusiva, puesto que nos servimos de este demostrativo, para aludir á alguna persona ó cosa de que se ha hablado antes; v. g.: "Bueno será no divulgar aquella noticia;" esto es: cierta noticia de que se ha hablado en otro ocasión. "Este tal caballo fué compuesto por aquel sabio Merlín" (Quijote).

277. Aquel hace el oficio de adjetivo ponderativo, cuando encarece á la persona ó cosa á cuyo nombre precede, ya vaya éste solo ó calificado por algún adjetivo; v. g.: "....todos mis contradictores han sido amigos míos, y lo fue muy íntimo aquel gran crítico Manuel de la Revilla" (Menéndez y Pelayo). "Preguntaron á Julio Cesar, aquel valeroso emperador romano, cuál era la mejor muerte."

"Llamo yo filosofía de la elocuencia aquella sabiduría, aquélla discreción en producir con vigor, gracia y propiedad de palabras, lo que se engendra en nuestro discurso " (Capmany).

El mismo oficio ponderativo desempeña á veces cuando precede al infinitivo; v. g.: "Pero con todo alababa en su autor aquel acabar su libro con la promesa de aquella inacabable aventura" (Cervantes, Quijote). "Aquel andar tan airoso" (Moratín N., La Petimetra).

278. También el demostrativo ese, esa, esos, esas, tiene algunas veces sentido ponderativo, como en este pasaje del Quijote: "...seremos todos unos padres y hijos, nietos y yernos.... y no casármela vos ahora en esas cortes y en esos palacios grandes."

Frecuentemente ese es despectivo; v. g.: "....Ese estúpido | de Barón" (Bretón de los Herreros, La Escuela del Matrimonio).

279. Pospuesto el demostrativo aquel á un nombre individual ó propio, es voz explicativa, como se advierte en los siguientes versos tomados de la versión de Virgilio hecha por D. Miguel Antonio Caro:

"Tirreo, aquel que en campos de verdura
Custodiaba del rey greyes sin cuento."

280. Observa D. Juan Valera que á veces nos servimos de los demostrativos para expresar algún símil; v. g.: "El cielo, ese campo sin limites por donde giran las estrellas." "El aire, ese manto azul que envuelve el seno de la tierra."

281. Si hay que excusar la repetición de sustantivos expresados antes, este reproduce al que va en último lugar, y aquel al anterior. Sirva de ejemplo el siguiente pasaje de D. Vicente de la Fuente : "Veinte años de edad tenía Rivadeneyra más que Cervantes; pero aquél vive más años que éste."