Página:Historia de Cristóbal Colon y de sus viajes - Tomo I (1858).djvu/523

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
—443—

de todos los objetos destinados á las Indias;[1] dictó instrucciones en lo tocante á la población de las islas y tierra firme, y autorizó al almirante para tomar por cuenta del tesoro á trescientos treinta individuos de diversas clases y oficios, con destino á las Indias.[2] Con igual fecha mandó al tesorero de la factoría de Indias pagara los sueldos de aquellos á quienes el almirante ó el adelantado hubieran designado en debida forma, y en otro decreto eximió de derechos de entrada á las mercancias y municiones embarcadas por disposición del virey. En este mismo dia también, estendió los poderes conferidos á Colon, permitiéndole aumentar hasta quinientos el número de los colonos; y con el objeto de darle una nueva prueba de la soHcitud con que atendia á sus intereses le confirmó de la manera mas solemne los privilejios que le habian sido otorgados en la Vega de Granada.[3]

No obstante, este premio anticipado que se le confiriera en remuneración de su primera empresa, no satisfacia al presente á la jenerosa Isabel que, comprendiendo que los descubrimientos posteriores de islas inmensas y numerosos archipiélagos, y tantas fatigas, peligros e inauditos servicios, eran acreedores á una muestra escepcional de gratitud, le ofreció, como heredamiento particular de su título, la posesión de un principado que se le constituiría en la isla Española, en el lugar y situación que él mismo designara, el cual tendría una estension de cincuenta leguas de largo por veinticinco de ancho; y que, á su elección, se erijiria en ducado ó marquesado.[4]

  1. Testimonio legalizado. — Archiv. del duque de Veraguas, rejist* en el sello de corte en Simanc.
  2. Cédula autorizando al almirante. —Rejistrada en el archiv. de Indias en Sevilla.
  3. Colección diplomática. — Documentos, n. CIX.
  4. "Les souverains, non contents d'avoir de nonveau confirmé tout ce qu'ils avaient fait jusque-là en sa faveur, lui offrirent dans l'ile Espagnole un terrain á son choix, de cinquante lieues de longueur sur vingt-cinq de largeur, avec le titre de Duc ou de Marquis." —Charlevoix. Histoire de Saint-Domingae, liv. III. p. 160. in-4.