Página:Historia de un amor turbio - Los perseguidos (1908).pdf/6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
6
HISTORIA DE UN AMOR TURBIO

narices, del vaho inmundo de los sótanos de las confiterías. El bello día haciale echar de menos su vida de allá. La mañana era admirable, con una de esas temperaturas de otoño que, sobrado frescas para una larga estación á la sombra, piden el sol durante dos cuadras, nada más. Su mísera franja de cielo entre las calles evocábale la claridad de sus poderosas mañanas de campo, sus tempranas recorridas de monte, donde no se sentía más ruido que el que él hacia—el aire pesado por el olor húmedo y picante de los hongos y troncos carcomidos.

De pronto sintióse cogido del brazo.

—Hola, Rohan! De dónde diablos sale? Hace más de ocho años que no lo veo... ocho, no; cuatro ó cinco, qué sé yo... De dónde sale?

Era un muchacho de antes, asombrosamente gordo y de frente estrechísima, con quien Rohan había tenido tanta amistad como con el cartero; pero siendo de carácter alegre