Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/112

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 110 —

Riveros, y en 1691, en el mismo hospital, el Bachiller Pascual Martinez.

El Licenciado Josef de Ábalos, se hizo cargo del hospital de Santiago, el año 1692.


§ III.


El Cirujano Martin Galindo, español, llegó á Chile en el año 1696. [1]

El Doctor Fray Agustin Ochandiano y Valenzuela, médico de ciudad de Santiago, que ejerció las funciones de lugar protomédico, á fines del referido siglo, se presentó á la Real Audiencia denunciando á Martin Galindo por ejercer indebidamente la medicina, originándose con este motivo un proceso ante las autoridades competentes; Galindo, acreditó entonces su competencia y dió á conocer sus títulos y documentos de cirujano latino, avencindado antes en Buenos Ayres.[2]

El doctor Ochandiano, fué entre los médicos latinos, que hubo en Chile, uno de los más versados é intelijentes. Como latinista y teólogo descolló y llamó la atención de la colonia.

En 1701 se traladó á la ciudad de Concepción, y dirijió el hospital hasta 1707, según aparece en los documentos de un largo juicio que siguió este padre con el Procurador Jeneral de aquella ciudad, por cobro de sus sueldos vencidos. [3]

Publicamos á continuación un estudio sobre las aguas de Santiago que pasó al gobernador en el año 1718, y que, para nuestra literatura médica colonial, es un documento de importancia:

Informe de el doctor Ochandiano y Valenzuela, sobre las aguas de la capital del reino.

Exmo. señor: Conceptum sermonem quis retinere potest, decia el atribulado Job, porque ya que a o encontraba remedios para las enfermedades de su cuerpo, procuraba con hablar, solicitar los alivios de su alma. Yo señor, que desde el año

  1. Este cirujano fué perseguido por el santo oficio, por el delito de bigamia ejecutado en Mendoza, con una distinguida dama. Llevado preso á Lima, en 1698, su causaa solo terminó en 1780, fué reprendido, desterrado por un par de años de Lima, Mendoza y de la Real Corte y obligado á confesarse, comulgar y rezar el rosario, según lo atestigua don José T. Medina en La Inqusición en Chile.
  2. Archivo de la Real Audiencia—Vol. 551—año 1698.
  3. Id id—Vol497