Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/126

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 125 —

to en estado de costear todo el año para el alimento el traer a mi casa, el agua de la sequia de Ramon manteniendo de continuo una bestia i un criado que la condusga aun en medio de la cortedad de mi caudal, que asegurar la salud preservándola de tan conocido enemigo i para que conste i haga el efecto que a lugar, lo juro a Dios i a la cruz i doi lo presente en la ciudad de Santiago de Chile en 29 de Julio de 1718.—Br Diego de Lasevinat.»

Juan Antonio Valentin, ó Annet Crasi,—natural de Jerusalém,—médico hierbatero, que, en 1718, fué perseguido por el Santo Oficio y trasladado á Lima, fué castigado por herético. [1]

Miguel de Hondan, ejerció su profesión en Santiago desde el año 1719.


§ II.


El doctor Xasinto de la Peña y Llamas, graduado en Salamanca, presentó sus títulos en 1723, los cuales, á la sazón, fueron considerados como los mejores y más acreditados que se habían traído á la colonia.

La solicitud para poder usar de su suficiencia, dice así:

«El doctor don Cárlos Xasinto de la Peña y Llamas médico revalidado por el Real Protomedicato de Su Majestad, doctor graduado en la Real Universidad de Salamanca por cuios títulos fuí incorporado en la Real Universidad de Santo Tomas de esta ciudad de San Francisco de Quito i en la dicha catedratia de prima actual, como todo consta de los títulos de que hago demostración en devida forma, i pido se me devuelvan orijinales, paresco ante U. S. i digo que yo pretendo exerser mi oficio en este Reino i jurisdicción en todos los actos positivos que puedan ofrecer, según mi literatura i suficiencia, como pedir observancia de lo mandado por Su Majestad (que Dios guarde) por sus reales rescriptos concedidos á las personas de mis grados i para poder ejecutar por tanto á U. S. pido i suplico que habiendo por demostrado los dichos mis títulos, mande se me dé el despacho necesario para poder libremente usar de mi suficiencia, i en su consecuencia pedir la observancia de lo que Su Majestad tiene prevenido a las personas de

  1. La Inquisición en Chile, por Medina—Ob. cit.