Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/13

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 9 —

cia general de su mayor adelanto y de sus médicos que poseian mejores conocimientos, como sucedía también entre los tahuantisuyus que dominaron el norte de la América Meridional, y que bajaron al Perú, originando el período incásico, que tanto como el azteca, primaron en aquella época sobre las tribus de este continente. [1]

§ II.

El irum, el daño, el mal impuesto, es para los araucanos la causa principal de sus desgracias y dolencias.

He presenciado á orillas del Tubul, río que corre al sur de Arauco, la ahuyentación del daño hecho por una vieja machi, de fama en aquella comarca. Dicha vieja, envuelta en un largo retazo de género negro llamado chamal, que la cubría desde debajo de los brazos hasta los pies, sujeto por un nudo en el hombro derecho y por una faja ó cinturón —el trarihue,—lelvando sobre las espaldas un chal ó mantilla sujeta en el cuello y que la dejaba libre y desnudos sus brazos leñosos de color de greda, adornados con una cinta de plata, á modo de pulsera, y ostentando todavía un collar de piedrecillas y conchas marinas, y otra de estas fLajas en la frente medio oculta por el trarilonco, ó sea un pañuelo de color atado en la cabeza, que la daba el aspecto de una bruja, estaba en una pequeña ruca, haciendo muecas, contorsiones y sahumerios con una rama seca y encendida de boyne—el canelo,—arbol sagrado de los araucanos [2] como

  1. Historia General de América. desde sus tiempos mas remotos, por Francisco Pi y Margall.- Madrid, 1979
  2. Drimis chilensis, Canelo, Voigue, Boyne. La corteza gozó en Europa de una maravillosa reputación como medicinal. El cirujano Winter, de la expedición marítima de Drake, fué el primero que en 1577 la empleó contra el escorbuto, que daba fin á la tripulación de la nave en que él iba; y de vuelta de Inglaterra la empleó como fruto en cuantas enfermedades requeren tónicos y estimulantes.
    En Chile se usó mucho en tiempo del naturalista Gay, principalmente para dar baños á los paraliticos, preparados con la decocción de la corteza y hojas. Se usaba también en los dolores de muelas, úlceras, sarna y escorbuto.
    La decocción de la corteza sirvió para hacer un brebaje que bebian los machis y hechiceros, cuando actuaban bajo el árbol sagrado en el carácter de médicos y profetas.
    A la sobra de su elegante y misterioso follaje, dice Gay, es donde ocurren las asambleas imponentes de los araucanos, ya sea por asuntos de la paz ó de la guerra, ó donde el espíritu de venganza decide en mil ocasiones la suerte de una familia ó de una tribu.