Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/169

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 168 —

anotarse la del padre Sebastián Diaz, del Convento de Belén, publicada en Lima en 1781,[1] y que es una verdadera enciclopedia universal por la diversidad de temas que abarca. Después de tratar sobre el orígen de lo que él llama primeras y segundas criaturas, espirituales y corporales, pasa á estudiar los cuerpos simples y compuestos, los elementos celestes, ó cielo aéreo, la formación del mundo, de la tierra y del agua, de geografía, de física, de las cosas interiores del globo, y del hombre, que analiza bajo la forma espiritual y material. Al tratar de la parte humana, entre otras descripciones, apunta las palabras siguientes:

«Suele, dice, por pasion de congoja, ó por otra causa, entorpecerse el curso de la sangre, y como ella jira también por los pulmones, es consiguiente que, ocupados ellos y el corazón demasiadamente con la sangre, escasee la introducción del aire y se mortifique la dilatación. Entonces es cuando naturalmente anhelamos á inspirar para que este ingreso obligue á correr la sangre, dilate más los pulmones y avive la respiración. Y como conseguido todo esto, la aspiración es consiguiente, es de más aire, de más libertad y fuerza, es regular que suene en aquel modo que llamamos suspiro.

«Como para el sueño se cierran las inmediaciones del cerebro, queda este como encerrado y oprimido, para que no pudiendo holgarse los sentidos interiores, suspenda su ejercicio como los exteriores: y así como para éstos, no obstante su entorpecimiento, suelen quedar libres algunas fibras ó espíritus que incompletamente exitan los fenómenos externos expresados así para los sentidos interiores, suelen quedar espíritus ó fibras en alguna menor ligación, por no haber sido exacto el ajuste de la oclusión de los sesos, ya por el exeso, ya por la falta de aquel ajuste, queda acción para que esos espíritus ó fibras de la fantasía ó de la imajinativa, se estén moviendo de éste ó del otro modo, en que consiste ésta ó la otra idea.

«Otras propiedades del hombre ó viviente racional son la risa y el llanto. La primera es como de la pasión del gozo, y

  1. Noticia General de las cosas del Mundo, por el orden de su colocación, para el uso de la casa de los Señores Marquezes de la Pica (Don José Santiago Bravo de Saravia y dona María Mercedes del Solar) y para instrucción común de la juventud del Reyno de Chile, escrita por el R. P. Fr. Sebastian Diaz, de la Sagrada Orden de Predicadores, Maestro de Estudiantes y Lector principal de Artes que fué en el Convento grande de la Ciudad de Santiago del mismo Reyno; Doctor Teólogo, Examinador en su Real Universidad de S. Felipe y actual Prior de la Casa de Observancia de Nra. Sra. de Belén de la dicha Ciudad.—Con licencia en Lima; en la Imp. Real: Calle de Concha. (Véase Biblioteca Hispano Chilena, por J. T. Medina.—Ob. cit.)