Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/171

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 170 —

del Alcanfor, de la Serpentaria, de las flores de Manzanilla y de la Quina.»

La Memoria II, (leída el 21 de Nov. de 1750) es una continuación de los experimentos y observaciones sobre dichas sustancias.

En este capítulo se halla la siguiente tabla comparativa de las virtudes de las sales antisépticas:

Sal marina 1
Sal gemina 1
Tártaro vitriolado 2
Espíritu de Minderero 2
Tártaro soluble 2
Sal diurética 2
Sal de amoniaco 3
Mixtura salina 3
Nitro 4
Sal de cuerno de ciervo 4
Sal de axenjos 5
Bórax 12
Sal de succino 20
Alumbre 30

En las Memorias siguientes trata de una larga serie de experiencias encaminadas á valorizar las diversas sustancias antisépticas.


§ II.


En el siglo XVIII se fundaron en España Colegios de Cirugía, á fin de elevar, no sólo los conocimientos, sino la profesión misma de cirujano que había pasado por un largo período de abatimiento.

Los primeros cirujanos fueron simples aljebistas, aliñadores, que no tenían conocimientos de la anatomía.

Las primeras disposiciones, que versan sobre esta materia, datan de 1563.

Los cirujanos, en aquel entonces, no estaban distantes en ignorancia y en supersticiones, de los machis y gutarves de los indios araucanos.

Las leyes de 1617, obligaron á los cirujanos á hacer estudios de fisiología y patología y se reglamentaron sus cursos y exámenes en la misma forma que para los médicos. Estas pruebas