Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/202

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 203 —

nota del oidor don Juan José Concha, al presidente don Ambrosio de Benavides, en que da cuenta de su cometido, y en que anuncia su propósito de seguir recolectando hierbas para una segunda remesa.

La referida encomienda siguió por vía cordillera hasta Mendoza y Buenos Ayres, siendo embarcada en Montevideo en la fragata «Correo del Rey».

Una última nota del citado Sr. Concha, de fecha 9 de Agosto de 1786, al presidente Benavides, da cuenta de la segunda remesa, consistente en siete zurrones de yerbas para la Real Botánica de Madrid, que contenían 53 libras de Arguenillas y 52 libras de Pangue, enviados directamente de Valparaíso en el navío «Príncipe Carlos.»

Agrega el Sr. Concha que el Pangue, facilita la orina, deshace la Piedra, arenas y materias sabulosas que se crían en los riñones y vejiga, por lo que se cree que esta planta consta de Particular salino volátil y sulphureas, capaces de incindir, atenuar y deterezar cualquier obstáculo que dificulte el tránsito de la orina por sus respectivos conductos. Se usa en cocimiento—un puño—en una libra de agua y se toma á pasto, de cuyo manejo alcanzan felices sucesos por experiencia.—Firmado.—Juan José Concha.


§ II.


Si el ramo de farmacia estaba tan descuidado, se comprende cual sería el estado de sus profesionales no sólo bajo el punto de vista de los estudios, sino bajo la condición social y material de estos individuos.[1]

Era tan precaria la situación de los boticarios, que, en 1776, uno de ellos llegó á pedir al gobierno eclesiástico que le hicie-

  1. Santiago tuvo verdaderas epidemias de malos boticarios que causaron alarma en el vecindario. De aquí el auje que tuvo siempre la botica de los jesuítas rejentada por manos más experimentadas.

    En el Libro de Acuerdos de la Real Audiencia, se halla la siguiente resolución sobre la primera botica de los padres jesuítas:

    «En 9 dias del mes de setiembre de 1647, se votó la causa del señor fiscal de Su Magestad con los padres de la Compañía sobre que se declare por nula la venta que hizo Andrés Ruiz Correa, boticario, á los dichos padres de la Compañía y que se declare no poder tener botica; y la vieron por las alegaciones que, de una y otra parte, se han hecho.

    Los señores don Pedro González de Güemes, y don Nicolás Polanco de Santillana, fueron de parecer, que atento á la ocasión del terremoto y no