Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/210

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 212 —

1.°—Antes de abrir el vientre, se examinará si aun vive la madre que parece muerta a cuyo fin se le aplicará alcalí volátil en la voca, narices y ojos, se introducirá un alfiler entre la uña y carne de cualquier dedo, ó se le estimulará por otros medios savidos; pero si practicadas estas diligencias no diere muestra alguna de vitalidad se pasará inmediatamente á la operación.

2.°—Si la criatura se presentare por la via natural debe ser extrahida por la misma observando las reglas del caso.

3.°—Aunque se ha prevenido que la operación debe hacerse cuanto antes, no por eso dexará de hacerse, aunque hayan pasado algunas horas.

4.°—También se hará aunque el embarazo sea de muy corto tiempo y se bautizará la criatura de modo que el agua la toque inmediatamente. La operación en todo caso pide mas conocimientos que los que pueda tener quien no sea cirujano; y por tanto no explicamos varias circunstancias que deben temerse presentes, como sondar á la madre, abrir el vientre entre los músculos piramidales, abrir el envoltorio de la criatura con cuidado etc.Operación: un bisturí cortante por la convexidad y otro que termine en botón, y en su defecto una navaja ó cortaplumas, son los únicos instrumentos que se necesitan. Colocado el cadáver en la cama, ó en donde se halle un poco ladeado sin descubrir más que lo necesario, se comprimirá moderadamente el vientre, y se hará una saja de poco menos de seis pulgadas que equivalen á cerca de media tercia de vara castellana, esta abertura debe corresponder la piel, músculos y peritoneo partes que están unidas entre sí, de modo que no es fácil separar; divididas que sean ya, queda abierta la cavidad del vientre. Para executarlo sin herir las entrañas como intestinos, estómago etc., se hará primeramente una abertura pequeña, y se introducirán por ella dos dedos que conducirán con cuidado al bisturí con boton, ó navaja, hasta enterar la abertura de media tercia, como se ha dicho.—La saja se hará en el lado donde el vientre este mas abultado ó donde mejor se presente la criatura; debe ser transversal á dos dedos del borde de las costillas mas vajas, y á quatro dedos del ombligo, de modo que el corte ha de ser dirijido de adelante hasta el espinazo. Practicada esta abertura se hará otra igual y con las mismas precauciones que la antecedente en la matriz que es una gran bolsa como carnosa en donde está metida la criatura, luego se abrirán con igual cuidado, las membranas secundarias que son también á manera de bolsa metida dentro de la matriz que enbuelven inmediatamente á la criatura, y descubierta que sea, y embebida la sangre por medio de una espon-