Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/250

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 254 —

entonces continuó, periódicamente, invadiendo á muerte, por siglos, hasta que el sistema inmunizante de la inoculación le opuso las primeras vallas, y, poco después, la batió triunfalmente, el grandioso sistema de Jenner.

En Chile, hizo su primera aparición en 1561—[2].—Góngora y Marmolejo refiere que fue propagada por el buque en que venía el gobernador don Francisco de Villagra, invadiendo primero á la Serena y de ahí á todo el país.

El padre Arizabalo, refiriéndose á la primera epidemia, termina con estas palabras, después de haber pintado un animado cuadro de las esperanzas que daba la colonia y principalmente Santiago, «cabeza de oro» del afamado reino.[3]

«...Este estado tenía el reino de Chile agora veinte años. Empiezan á desmoronar esta dicha con la primera peste, de que murieron muchos indios, no tantos españoles; con que todos tres estados referidos sintieron este golpe, los caballeros en sus haciendas, por haber faltado los indios que la cultivaban, los religiosos en las limosnas, que eran menos; los mercaderes en sus tratos, porque las mercaderías eran menos y los plazos no eran tan puntuales. Este fué el primer azote de Dios justamente indignado con nuestas culpas.»

Si hubiera una estadística exacta de la mortalidad que hubo en la colonia, únicamente por viruelas, sus números causarían espanto.

  1. Hygiéne et Assistance Publique au Chili, por Adolphe Murillo,—etc —Medaille de 1.er classe du gouvernement francais.—Exp. Univ. de Paris 1889—sect. chilienne.—[Trd. en 4.° mayor—460 pajs.].

    —Estudio sobre la viruela presentado al Congreso Científico Latino Americano, de Buenos Ayres, en 1899.

    —Diversas memorias sobre el mismo tema.

  2. Diversos cronistas apuntan el año 1554 como el principio de la viruela en Chile. El historiador contemporáneo de aquella era, Góngora y Marmolejo señala como hemos visto el año 1562; y especifica que la epidemia de 1554 y 1555 fué de chavalongo, llamada peste, como así también denominaban á la viruela, ú otra enfermedad contagiosa, lo que, sin duda, ha servido para el error en que han caido Rosales, Carvallo Goyeneche, Molina y otros.

    En su Hist. Gral, de Chile, don Diego Barros Arana señala el año 1561 como el de la primera epidemia variolosa.

    En sus estudios históricos el Dr. Adolfo Murillo [1] tomó la palabra peste por viruelas, en sus fuentes de investigación, lo que lo hizo sostener, basado en José Perez Garcia y Jerónimo de Quiroga que en 1555 murieron de viruelas los ¾ de los indios.

  3. P. Lorenzo Arizabalo.—✠/Relación/ al Rey nuestro Señor/ Don Felipe Quarto el Grande, en fu/ Real, y Supremo Conſejo de las/ Indias, del eſtado del Reyno/ de Chile. /Por/ el padre Lorenzo de Arizabalo/ de la Compañía de Jeſus. Procurador general del/ Reyno de Chile.—Fol.—8 hojs. foliadas—sin fecha ni lugar [1661?]—Apostillado.—Bibl. Hisp. Chilena, por J. T. Medina.—Tomo I.—Ob. cit.