Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/256

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 260 —

Otra de las enfermedades que tomó forma epidémica fué la disentería. Las invasiones más graves correspondieron á los años 1628, 1648, 1668, 1718, 1724 y 1773.

El padre Olivares y fray Francisco Menendez cuentan en sus obras que, en 1706, hubo entre los pehuenches una epidemia de cursos de sangre que, según los brujos, fué ocasionada por haber pasado por sus tierras el padre Laguna y una señora española—una imájen de la virjen traida de Lima para la misión—la que hizo pasar muy malos ratos á los padres catequizadores.

En Calbuco se desarrolló epidémicamente la disenteria en 1791, según se lee en los escritos del padre Menendez.

En otro lugar hemos colocado los informes de los doctores Jordán de Ursino, Lassevinat, y Ochandiano y Valenzuela que tratan sobre esta enfermedad, provocada, según ellos, por las aguas del Mapocho. Así también, al ocuparnos del Dr. Zambrano, segundo catedrático de Prima Médica, hemos apuntado su informe en que recomienda el uso de la ipecacuana en la disenteria.

Las afecciones venéreas hicieron también sus estragos.

En la Historia Natural del Abate Molina se dice lo siguiente respecto á las enfermedades secretas:

«El mal venéreo había hecho pocos progresos en las tierras que habitan los españoles, pero, siento decir, ahora se ha propagado no menos que en Europa.»

Durante las guerras de la independencia, dice Barros Arana,[1] los jefes militares se abstenían de acuartelar sus tropas en ciertos pueblos á fin de substraerlos del contajio de dicha enfermedad.

En los últimos tiempos de la colonia la sífilis se había propagado bastante, según Laperouse.[2] «Ninguna enfermedad es particular á este pais, dice este autor, pero hay una que es bastante común y que no me atrevo á nombrar. »

La sífilis fué considerada por mucho tiempo como un maleficio ocasionado por los astros.[3]

Entre las enfermedades más comunes se cuentan á los aho-

  1. Hist. Gral. de Chile.—Ob. cit.
  2. Hist. de los viajes al rededor del mundo
  3. El Dr. Juan Miquel que llegó á Chile en 1818 dice (en sus manuscritos inéditos, conservados por su hijo el Dr. Damián Miquel), que encontró en el país enfermedades venéreas, pero que eran muy raras; agrega que las enfermedades del corazón no eran comunes y que se las tomaba por flatos; encontró pocos escrofulosos y ningún caso de coqueluche, y comprobó, únicamente, 8 casos de enfermedades mentales y 8 epilépticos. Cita, que en 1819 hubo una epidemia de crup que causó gran mortalidad.