Página:Historia general de la medicina en Chile, tomo I.pdf/286

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 290 —

nueve días pasase el cura una lista de nacimientos para conocer los padres rehacios y obligarlos á presentar sus hijos, al pórtico del cabildo, para vacunarlos.

En tanto Grajales después de vacunar á 800 personas, paso á recorrer Quillota, Aconcagua, Casablanca y Melipilla, en desempeño de igual cometido, llegando á Santiago el día 8 de Abril del mismo año.

Por encargo del presidente Muñoz de Guzmán presentó el plan de organización de la primera Junta Central de Vacuna,[1] la cual quedó constituida el 10 de Octubre, é instalada el 2 de Diciembre, teniendo como presidente al gobernador y al obispo, al oidor don Manuel Irigoy en como vice, de alcalde de primer voto á don Santos Izquierdo, y como miembros al rejidor Matorras, al procurador de ciudad don Manuel A. Ovalle, al canónigo don Manuel Palacios, al teniente coronel don Ignacio Irigaray, al ministro contador de la real hacienda don José Samaniego, á los comerciantes don Manuel Perez Cotapos y don Roque Huici, al cura párroco don Ignacio Infante, á los secretarios, con voz y voto, don Manuel Salas y Dr. Joaquín Fernandez Leiva, y al médico don José Gómez del Castillo.[2]

Instalada la Junta, Grajales le dió cuenta de sus trabajos en un memorial, en el cual consta que desde el 8 de Abril había

  1. El plan de organización presentado por Grajales, se intitula: Preliminares al plan de vacuna y formación de la Junta Central en este Reyno de Chile.—5 de Agosto de 1808.—Arch. del M. del I.—Vol. 967.—Copiamos en seguida, el ampuloso exordio de este preliminar: «Oh Hombre! donde quiera que estéis, alma digna de la memoria de un paternal amor y benéfico Rey: Recibe este tributo que te presento, que, siendo preservador de la infancia, creo sea de tu aprecio y quede tu gratitud acreditada. El aplauso ó desprecio de uno solo merece una leve reflección, más la protección de muchos hombres sensatos es preferible á la alabanza de la opinión. Pueda el honor, la virtud y la fortuna, suplir de colmo á mi insuficiencia» En seguida pasa á exponer un plan el cual lo divide en los acápites cuyos nombres son los siguientes: 1.° Obligación de los individuos que componen la Junta Central. 2.° Elección de los facultativos y sus obligaciones. 3.° Del Secretario y sus obligaciones. 4.° Casa de vacuna. 5.° Descripción de este servicio. 6.° Obligaciones de un mozo en clase de mayordomo. 7.° Obligaciones de las juntas subalternas.

    Con fecha 30 de Diciembre, elevó á la consideración de la Junta Central otro memorial ampliativo del anterior, y en el cual propone para secretarios a los Drs. José Gómez y José Sierra, y sustituto á don José Lerio.

  2. Se asignó la suma de 600 pesos anuales para el funcionamiento de la junta, distribuidos así: 300 pesos para el médico consultor de vacuna: 100 pesos para escribiente, papel, correos, libros, compra y remisión de vidrios (tubos para la conservación y transporte del virus vacuno) y otros gastos de esta clase; 100 pesos para mantener en el hospicio á los niños vacunados generadores del fluido y el resto para gastos extraordinarios.